Poesía sin palabras

Publicado el 21 March 2010
Archivado en General, Sergio Bonomo | 1 comentario

Suelo pensar que la verdadera poesía carece de palabras. Y esto no es un capricho ni una contradicción, sino que reafirma el verdadero sentido a que se atiene dicho enunciado . Por supuesto,  sé también que para explicar esto debo valerme de esos símbolos que pretendo negar a primera lectura. Pero no me escandalizo. No soy tonto.  Y por eso voy directo al punto:  he conocido poetas que no escribieron jamás una línea.

De verdad.

En mi país, Argentina —que es un lugar utópico, surrealista, irreal,  aunque figure en los mapas y aglutine gente de carne y hueso en sus ciudades—,  eso es posible. Porque aquí los poetas sudan, emanan arte de sus poros, y hasta de sus flatulencias.

Aunque aquí también  abundan personas que escriben versos todos los santos días —señoras que publican en periódicos literarios, participan de tertulias y fatigan las mansiones selectas de la ciudad— que no han alcanzado el grado superlativo que implica el vocablo poeta.

Y es que se sabe que escribir no alcanza, y escribir bien tampoco.  

Se debe sufrir lo suficiente, calzar el cigarro en la comisura exacta de la boca, gastar las copas necesarias y conocer de memoria los calabozos de la desesperación para despenar un arte que muchos creen desarrollar livianamente.

Ya que el poeta, la poesía, el poema,  utilizan un lenguaje inaprensible, que muchas veces la palabra —por más bonita que a los sentidos suene— bastardea.

Comentarios

Una respuesta para “Poesía sin palabras”

  1. Luís Viguero on April 9th, 2010 18:57

    La mirada del poeta. Lúcido ser de opacas incertidumbres.
    Buen blog en general

No hay mas respuestas

debes estar Registrado para realizar un comentario