Enigmas de la Voz

Publicado el 15 March 2010
Archivado en General, Sergio Bonomo | Salir del comentario

Hand to Mouth  de  Nathan Moody

Hand to Mouth de Nathan Moody

En los rudimentos del lenguaje aparece el enigma de la voz, el recóndito secreto.

La voz primal, ese sonido que se equipara al gesto —puente primario—, al instinto movedor de montañas, montador de quimeras.

Aquí no hablamos de manifestaciones guturales. Aquí la voz es el acontecer del alma socavando enigmas.

Juan Gelman lo había manifestado ya, y también Eduardo Galeano, en EL LIBRO DE LOS ABRAZOS:

“…Cuando es de verdad, cuando nace de la necesidad de decir,
a la voz humana no hay quien la pare. Si le niegan la boca, ella habla por las manos o por los poros, o por donde sea. Porque todos, toditos tenemos algo que decir a los demás, alguna cosa que merece ser por los demás celebrada o perdonada…”

Por eso la voz es prescindente de las palabras. La escencia que la forja recoge de sí misma una inaudita sustancia inconsciente, y se inventa a sí misma. Entonces suele abrirse paso con balbuceos de bebé, o con sonoros golpes de tambor. Es la voz misma la que nace de las entrañas del silencio, la que presume de su danza en el bosque de los espíritus mudos.

Inventamos una manera de exponernos, y así nos mentimos a nosotros mismos, a veces, en ese deseo de no atragantarnos con el sufrimiento.

Por eso la voz emerge desde el crudo sentimiento, y desde el instinto. Y su poética es nada más que esa rumia. El apartado del alma. Un espejo desahuciado que recoge —más allá de sus propias “palabras” presentes o no— el itinerario espiritual de quien dice y no calla.

http://www.sololiteratura.com/gal/indlibrodelosabrazos.htm

 

Comentarios

No hay mas respuestas

debes estar Registrado para realizar un comentario