Alzheimer, recuerdo infinito

Publicado el 3 May 2010
Archivado en Ada Luz | Salir del comentario

Teodoro, como cada mañana, iba a la residencia geriátrica donde se encontraba Ángela, su mujer.

Ángela tiene Alzheimer, esa enfermedad tan cruel que te roba los recuerdos.

Él llegaba y la besaba en el rostro cada día, la acariciaba las manos y la miraba a los ojos esperando, quizás, alguna respuesta en sus ojos, en sus labios.

Ella siempre le miraba, inmóvil, ausente, totalmente abstraída.

Una mañana, una señora se acercó a Teodoro y le dijo:

-¿por qué vienes todos los días a verla si ella no te conoce?

Y Teodoro respondió mirando a Ángela:

Ella no me conoce….pero yo a ella .

( Ada Luz Márquez)

Comentarios

No hay mas respuestas

debes estar Registrado para realizar un comentario